Usted está en:editorial

Orgullo y satisfacción

El servicio de salud es hoy el tema más importante en la agenda del país. Por eso, quiero hacer una reflexión sobre el sistema actual que ha permitido que más colombianos puedan acceder al cuidado de su salud. Compensar, como entidad sin ánimo de lucro, cree que el sistema de aseguramiento en salud ha sido muy benéfico para Colombia, no solo por las cifras de cobertura y atención, sino por su impacto social.

Vale la pena recordar que antes de la Ley 100 de 1993, aunque la salud era un derecho, su cuidado era un privilegio de pocos. Quienes accedían a los servicios eran los de mayor capacidad económica y los que no, para ser atendidos en los hospitales, les tocaba llevar su propio suero, sus medicamentos y hasta sus suturas. La mala atención era el pan de cada día y proliferaban las quejas e  inconformidades por los servicios.  

Hoy, aunque es evidente que hay fallas administrativas y  operativas y casos de corrupción que deben ser aclarados, el actual sistema brinda muchos beneficios a los usuarios y permite un mejor y más oportuno cuidado de su salud.  Por eso, no hay que dejarse llevar por el alarmismo ni por las afirmaciones generalizadas, que han dado como resultado un clima de incertidumbre y de pérdida de confianza con consecuencias en el endurecimiento de las condiciones y en el flujo de recursos, lo que ha hecho más difícil la operación. 

El llamado entonces es a recobrar la confianza en el sistema de salud y a fortalecer este modelo para que más colombianos puedan acceder a él, ya que retroceder sería un grave error. En el caso de Compensar, nuestra misión siempre ha sido la de poner por encima de cualquier consideración el servicio a los afiliados y prestarles siempre la mejor atención en el cuidado de su salud. Para lograr estos objetivos, hemos contado con un recurso humano profesional de salud propio, de la mayor calidad y con el convencimiento por su tarea. Además, nuestros proveedores pueden dar fe de que siempre hemos honrado nuestros acuerdos, pues es evidente que, sin su concurso, no podríamos declarar nuestro convencimiento en el sistema y en la lucha por la salud de los afiliados.

Así que  a ustedes, nuestros afiliados, que siempre han creído y han sido leales a Compensar, les renovamos nuestro compromiso de buen servicio y les reiteramos que seguiremos haciendo nuestros mejores esfuerzos para que tengan mayores beneficios.

Por último, quiero contarles que en junio fuimos receptores de ese regalo de alegría, vida y solidaridad que es la Olimpiada Especial Fides-Compensar Iberoamérica en Colombia, y que seguimos trabajando, con la misma fortaleza, en las demás áreas del bienestar para brindarles siempre a ustedes, nuestros afiliados, que son nuestra razón de ser, más y mejores servicios.

Néstor Rodríguez Ardila, Director.